Su “tesoooro”

Hola amores :wa)

Esta mañana he ido a cambiar las pilas de mi lamparita de mesilla. Tengo una a pilas porque la enciendo muy poquito. Tiene un cierre con un tornillo de estrella asique me voy al cajón desastre o armarito de mi marido, donde tiene las herramientas. Bueno, así suena todo muy normal pero en realidad lo que menos tiene son herramientas.No sé si a vosotros os pasa pero yo cuando tengo que mirar dentro de esa especie de…..mmm…locura de rastrillo doblemente desordenado me entra un cangueloo :2] :hi) .

Para empezar meto la mano en el cajòn para buscar el destornillador y la saco de repente, ¡¡joder, me ha pinchado algo entre la uña!!:6} . Menos mal que no se me ha clavado, ¡¡a saber lo que sería!!, esto está todo lleno de clavos, clavitos, gomas que se enredan entre todo ese cisco de batiburrillo, tuercas, llaves inglesas, etc. Voy apartando cosas a diestro y siniestro y echo de menos un machete para ir más deprisa. Me interno en las profundidades de esa cueva misteriosa y pienso: “¿pero cómo puede haber tanta cosa inutil en un armarito que no me llega ni a la cintura?”. Sigo y como siempre no puedo por menos que tirar a la basura cosas que por mucho que visite este sacrosanto lugar de mi marido, no deja de asombrarme encontrar: ¿Un pedazo delgado de tubo de acero roñoso y de los tiempos de Franco?, ¿el reborde de un interruptor que hace años que cambiamos?, ¿un sujeta escobas que lo deseché hace milenios porque se había dado de sí el enganche? :no) :no) , mugrientos tiranfondos que yo sí que los tiró al fondo pero de la basura?, lija que raspa ya menos que él recién afeitado, visagras sospechosamente flojas y desmadejadas, soportes de estanterías que ya tiramos en el pasado, un trozo de goma naranja  de bombona de butano….y cables, muchos cables, de todos los tamaños , anchuras y colores. Y por supuesto, un sinfín de cosas asombrosas e incalificables que ignoro qué son y para qué sirven, eso sí, viejas, muy viejas y estropeadas porque ese es el denominador común y el requisito indispensable de este santuario.

Aprovecho para tirar algo que sé por lo menos qué demonios es y que los humanos no echaríamos en falta ni después de una catátrofe nuclear y posterior renacimiento de la vida terrestre. Pero lo hago con mucho miedo no creais. Porque si se entera el dueño de la cueva….:2] :2] :2] . Todo le vale, ya puedes estrujarte el cerebro, presentarle el objeto más inutil y roñoso que encuentres que él siempre te dirá: “Eso déjalo que ya valdrá para algo”. Tú lo miras y lo remiras y le dices: “pero es que en el improbable caso de que algún día lo necesites no vas a saber que lo tienes ni lo vas a encontrar”. Es igual, en eso los hombres no hacen concesiones, es “su tesooroo” y cualquier forma de conjugar el verbo tirar con esos cachivaches les crea una ansiedad y una inseguridad que te dan ganas de enchufarles un chupete. Porque ríete tú de los niños con sus juguetes viejos. Cuesta mucho que los tiren o hacer limpieza de su juguetero, a veces cuesta una rabieta pero ni comparación con un marido con su armario de herramientas,  ahí si que se puede armar “la de Dios”, ¡¡ buff, pero nada que ver!!.:6]

Columna de hidromasaje

Hace poco compramos una columna de hidromasaje, yo no tenía ni idea de que existían pero había que cambiar la alcachofa de la ducha y mi hijo propuso comprar un aparato de estos. Hace poco la estrené.

Un desastre.

Se me olvidó preguntarles a estos como funcionaba.

Estaba sola en casa.

Antes de meterme en la bañera ya estaba duchada, no digo más.

¡¡Dios mio!! ¿Pero como iba a imaginar que podia ser tan complicado?:no)

Me acerco a la bañera y quiero dar la ducha de arriba para poner el agua caliente. ¿Cual será el grifo?, será uno de los cuatro centrales puesto que los laterales parecen para echar chorritos, ” pito pito lolorito…”, doy al de arriba. Me escupe  un lateral en un pecho.

Me parece que me dijeron que el del centro era para empezar a echar agua, doy al del centro: ahora cae agua de  la alcachofa movil que está colgada al lado, el baño se inunda con un gran charco. Lo empapo.

¡¡Se acabó!!, voy a dar el grifo que llena la bañera y ya me ducharé otro dia que estén ellos. Perooo….¿cual es el grifo que hace que el caño de abajo llene la bañera? Me desnudo y me meto en la bañera porsiaca. Cierro las cortinas. Empiezo a abrir grifos a ver que pasa, se abre un chorrito dirigido a mi ombligo y cae agua de arriba de la ducha fija.¡ Hombre, ya me puedo duchar!, pero…, ¿cuál es el grifo que ha abierto la ducha?, ¿cuál es el que ha abierto el chorrrito para cerrarlo?, Cierro uno por uno, los pongo todos para arriba como estaban cuando estaban apagados. Abro con sigilo uno por uno, cierro los ojos, me acuclillo, agacho la cabeza y espero a ver de donde me viene la hosti esta vez….., al primer intento, ¡hurra!, es el de la ducha, ¡a ducharse ràpido que ya estoy congelada!.:2]:2]:2]