Así eran las cosas y así se las voy a contar.

Hola, voy a poner cosas que me acuerdo de como era la vida cuando era niña.

1ª PARTE-___GASTRONOMIA

 

DESAYUNO
—El desayuno era leche. Punto. Venía en botellas de cristal y devolvias el casco.En seguida vinieron las galletas Maria, esas que no tenian mantequilla, o sea, que no eran “doradas”.Los que tomaban café lo molían en el molinillo a mano antes de colarlo.
EL ALMUERZO. El almuerzo, o tentempie, o picar, no existia. Te aguantabas hasta la comida y ya.

COMIDA.Algunas comidas tenian trabajo antes de propiamente cocinarlas. Por ejemplo, me acuerdo que las lentejas tenias que limpiarlas de cantitos y espiguitas, era todo muy entretenido jeje.
La mayonesa se hacia a mano, revolviendo una yema de huevo y aceite, de a poquitos eh….no veas como se te quedaba la muñeca, y encima se necesitaban dos, uno que revolviese y otro que iba echando el aceite.DE ahí salió el trabajo en equipo, ji. Para hacer puré, el pasapuré, que para eso estaba, humm, nada de batidora que no habia llegado a España todavia.
Los fideos venian en una maraña, en una especie de madeja. Para hacer sopa, los hacias cachitos triturandolos con las manos  y luego los echabas a la sopa.
El vino venia en garrafas que rellenabas en “la bodeguilla” del barrio.
El aceite idem. Te rellenaban como ahora la cerveza, del barril, exitia alguna tienda para ello.
A los pollos les decapitabas, les quitabas las patas, les limpiabas, troceabas, ..bla bla bla.
El pescado igual pero todo más sangriento. aggghh!
Y ya si te hablo de los sesos….Habia que quitarles una especie de telilla despues de cocerles. Luego les rebozabas y al comerlos a veces mascabas una especie de cantillos o calcio, o yo que se!, A mi no me gustaban, ¿quien me puede culpar?.
A veces habia “sangrecilla”. Que era? sangre coagulada de algun pobre animal que no me acuerdo. Se ponia en plan ensalada, con cebollita y tal….Bueno, no sigo porque a estas alturas estareis potando.
LA MERIENDA era chocolate, chocolate, con pan, chocolate con membrillo….O bocadillos.Y ya.
LA CENA….Bueno la cena era como la comida. Copiosa. Primero y segundo plato, guisados, asados….Nos ibamos bien ligeritos a la cama jejeje.
EL POSTRE. Bueno, el postre no existia. Una fruta y “vas que chutas”.

Hasta aquí lo que me acuerdo de las comidas, continuaremos otro dia con costumbres y demás.

 

Anuncios

LOS DIEZ MANDAMIENTOS DEL MATRIMONIO

Los diez mandamientos del matrimonio.

1º–Te amarás a ti mismo sobre todas las cosas.
2º–No se te escapará el nombre del amante en vano.
3º–Santificarás los aniversarios.
4º–Honrarás a tus padres, y a tu suegra que le vayan dando.
5º–No matarás el rato viendo partidos de futbol.
6º–Cometerás actos impuros.
7º–No robarás su movil para ver sus mensajes.
8º–No darás falsos testimonios ni mentirás (excepto compras)
9º–Consentirás pensamientos y deseos impuros (incluso con tu propio esposo)
10º–No codiciarás los cónyuges ajenos.

Estos diez mandamientos se encierran en dos: 
Amaras tu tarjeta de crédito sobre todas las cosas y al cónyuge cuando la recargue.

CUMPLEAÑOS

 

Cómo odio cumplir años.
Si es que cada año la cifra es más odiosa, y sobre todo los finales de década. Recuerdo cuando hice los 37, total, casi 40, NOOO!. Cuando hice 50 ¡AGGGHHHH! y cuando 57 el año pasado, y ahora 58 CASI SESENTAAAA!!
Y luego todos los tópicos que te dicen: 
“Has vivido un año más”
“Este es el primer dia del resto de tu vida”
Y sobre todo:
“Lo importante es cumplirlos, si no, estarias muerta”

Claro, claro, pero resulta que despues de estar viva y sana, lo cierto es que te queda solo un cuarto de tu vida y encima los peores años.

Llamadme pesimista pero juraria que los demás no lo piensan porque se deprimen, y claro, hay que pensar en positivo y todo eso, bla bla bla.
En fin, ya lo dice la frase “La felicidad consiste casi siempre en engañarse uno mismo”. Pues eso, que me alegro de cumplir años, de encontrarme a un pie de la vejez, de que en esta vida todos tengamos que morir por narices y que encima lo sepamos, lo cual direis lo que querais pero me parece de un gusto pésimo, ji.