Pobreza y comprensión

Hoy me ha dado por pensar en los desfavorecidos, en la pobreza, no la de Africa, no la más cruda, sino la urbana, la del eterno parado o el que vive de la caridad o las ayudas sociales. Y he llegado a una conclusión: La pobreza sólo se comprende de lejos.
Que por qué lo digo?. Porque está claro que en cuanto nos acercamos a sus circunstancias, cuando acercamos la lupa empezamos a juzgar y casi siempre llegamos a la conclusión de que el pobre se lo ha buscado y de que nosotros no hubiéramos actuado así y asao….Es matemático. Probadlo sino. Esa persona desgraciada de nuestro entorno que compadecemos nos irá decepcionando a medida que la vayamos conociendo hasta que quede muy poco de nuestra piedad y empatía. Esto es así. Pero lo cierto es que hay gente, generalmente pobre, que sufre, haga o no haga cosas raras. Haga o no haga cosas que nosotros no haríamos.
El pobre sin mácula no existe, sería un santo, un hombre que ha hecho voto de pobreza o algo así. Los demás son humanos, o sea, no van a cumplir nuestros estereotipos de lo que nosotros pensamos que debería ser un pobre.
El hecho verdadero es que sufre. Que no está así porque quiera sino porque por desgracia no tiene recursos, ya sea por una forma de ser,  por la falta de ayuda o incluso por la mala suerte.
En realidad sólo hay que preguntarse…..”¿me cambiaría por él?”. Seguro que no porque sabemos que está mucho peor. Que está sufriendo.

pobre

Anuncios