Pues no me gusta!

Ayer vi un anuncio en el que salían Victor Manuel y Ana Belen. Creo que era ese del….Banco Sabadell….bueno, ese en el que siempre hay dos famosos hablando de la vida y milagros.

Bueno, siempre supone una especie de…:?)…desprestigio? o algo así ver a un famoso publicitando algo, como que nos resulta un poco humillante que lo hagan, pero no es eso lo que quería decir.

No me gustó nada porque, a pesar de caerme ambos muy bien, puesss…. vamos a ver….

Hablaban o hacían unas reflexiones sobre el éxito del matrimonio, lo que hay que hacer, en qué puede consistir….

Bien, pues yo he visto a Ana Belen manifestar en el pasado que estaba un poco cansada de esa etiqueta que tienen ellos de “pareja perfecta”, que si fastidiaba un poco andar con esa responsabilidad encima y tal.:8) Y ahora basan su anuncio en eso precisamente. Extraño no?.

Pues no me gusta.

Y tampoco me gusta que encima hagan publicidad sobre un banco. Tenía que ser un banco. HOmbre no me casa siendo ellos comunistas la verdad….o habiéndolo sido. Y me repatea también porque los bancos no es que estén muy bien vistos desde la crisis, hay rumores de que la causaron ellos, por qué será???:da)

Y ya como me he venido arriba diré que aún me gusta menos  recordando una canción de Victor Manuel que decía:

“No seré nunca juguete roto, 

no estaré arriba de cualquier modo,

monto un caballo que yo controlo

no me deslumbra el brillo del oro”

 Claro que también tiene otra que dice “Todos tenemos un precio….”.:-]

 

El Gran Perdón

No he podido contenerme je je je…..

________

Nuestro rey se ha disculpado

con tristeza y humildad

menos le hubiera costado

pensar antes de actuar.
Porque mira que ha estao fino
y oportuno en su aventura
que lo siente el muy ladino
nos dice con amargura

Que no, que no, Don Juan CArlos
que ahora se impone la duda:
¿eres sincero al soltarlo
o en el fondo “te la suda”?

Mas no comprendo la crítica
a nuestra paciente reina
hubiera sido muy cínica
de haber corrido a su vera
demasiao si fue a la clínica
aún no siendo la primera
que si es por ella le estampa
el fusil en la cabeza.

Y el príncipe con impotencia
ve su curro peligrar:
“Ten en cuenta Leonor hija,
como no se ha de actuar
que menudo nos los ponen
tu señor tio y tu abuelo,
pagaremos sus marrones
sin comerlo ni beberlo”.