Mal vamos…

Mal vamos si creemos a pies juntillas los textos y correos que leemos por internet.

Ahora están de moda los que solivientan nuestra rabia en alas de la justicia. Este es uno de estos correos:

“Mi ONG se dedica a formar laboralmente a mujeres inmigrantes, a asesorar, acompañar a los inmigrantes a los servicios sociales públicos para recabar recursos y subsidios. Llevo el caso de una familia marroquí, un matrimonio con tres niños de 6, 7 y 8 años. El hombre lleva 3 años sin trabajar. Ella no trabaja, salvo esporádicas y “negros” trabajos domiciliarios. Todo lo que vas a oír, está comprobado personalmente por mí.
Hace unos días le ofrecemos a ella un trabajo legal, asegurada en la Seguridad Social , 1000 euros limpios al mes por cinco horas por las tardes para acompañar a una mujer anciana y sola adinerada. El trabajo sólo consiste en hacerle compañía y acompañarla a pasear. La respuesta de la morita fue ésta: “no”, no lo quiero, porque ya tengo la seguridad social y los medicamentos gratis, y porque perderíamos las ayudas de la Generalitat de Catalunya y del ayuntamiento; si es en “negro”, sí que lo quiero, pero en “blanco”, no.

Mi indignación subió a límites desconocidos porque, primero, ¿cómo es posible que cinco personas sin trabajo y sin cotizar tengan los medicamentos gratis si eso sólo lo tienen los jubilados españoles? Además, te voy a relatar qué es lo que recibe esta familia:

– Él marido cobra 500 euros de la Generalitat de paga “social” mensual desde hace año y medio (cuando dejó de cobrar el paro y el subsidio de los 420 euros del INEM)

– Cobran 750 euros mensuales a cambio de escolarizar a los niños, los niños tienen la plaza escolar gratis (lógico, pues es un colegio público, pero no hay que olvidar que eso cuesta una pasta a la Administración) y comen los tres niños en el colegio! pudiendo ir a comer a casa porque sus papás no trabajan y porque el colegio está a 100 metros de su hogar; el coste mensual para la Generalitat de las tres plazas de comedor son 900 euros mensuales, 300 euros por niño.

– El ayuntamiento les paga 450 euros mensuales para el alquiler del piso. Por cierto, el matrimonio tiene coche propio y ordenador e internet en casa (el ayuntamiento paga mensualmente la factura de internet de esa familia).

– El ayuntamiento les da 400 euros mensuales para ser canjeados por comida en los supermercados Plus.

– El ayuntamiento les paga las facturas mensuales de calefacción (gas, 150 euros mensuales de media), luz y agua.

– Los niños han gozado de gratuidad total en plaza y comedor en los parvularios municipales mientras eran infantes.

– Los niños han tenido gratis todos los enseres y alimentos infantiles hasta los 3 años (papillas, pañales, carrito-bebé…).

– Además, esta familia acude con regularidad a entrega de alimentos (banco de alimentos) del ayuntamiento y diversas parroquias, además de las entregas de nuestra propia ONG. Y, por cierto, uno de los niños se ha lesionado hoscamente en el colegio, pues en vez de llevar al niño cada día al servicio público de rehabilitación -como hacemos todos-, pues los padres están sin trabajo y, lógicamente, tendrían tiempo (y coche) para ello, pues no, la Generalitat les manda cada día a casa un rehabilitador (una empresa subcontratada, que le debe costar una pasta a la Generalitat).

-Esos niños van a un cursillo extraescolar de fútbol por las tardes que se lo paga, también, la Generalitat, 350 euros mensuales por los 3 niños. Esa actividad extraescolar la pagan de su bolsillo la mayoría de padres (“indígenas”) del colegio citado.

– El padre de esa familia se lesionó cuando trabajaba en la construcción (¡lleva 3 años en paro!) y se le prescribió una faja lumbar ortopédica a medida, su coste: 450 euros. La Seguridad Social paga 350 euros de esa faja a todo españolito, pero el resto lo tiene que poner el enfermo. Pues el morito se fue al ayuntamiento y consiguió los 100 euros restantes para ser pagados en la ortopedia.

Sacad la calculadora y sumad lo que reciben en dinero, en especie y lo que cuestan cada mes en gasto público. La ruina.

Todo lo que te he narrado lo sé a ciencia cierta porque yo llevo, en parte, la atención a esta familia (y a muchas otras, demasiadas).

Sólo te digo una cosa, para acabar: esto tiene que reventar, esto es insostenible. Ahora entiendo perfectamente que la Generalitat y el ayuntamiento estén en la bancarrota, aunque nos lo oculten.

¿Te has enterado que han cerrados UVIs en el Hospital Arnau y han cerrado plantas de hospitalización como la de Nefrología porque no hay dinero?”

Cuando leo estos correos  siento que estamos creando un caldo de cultivo excelente para el resquemor y la xenofobia.

Creo que se está haciendo demagogia y soliviantando a la gente para que se rebele y para pensar que los extranjeros son unos aprovechados, los ayuntamientos y los poderes unos manirrotos partidistas y los ciudadanos españoles de clase media, unos pipiolos que estamos haciendo el tonto.

Ese es el mensaje que transmiten. LO que quieren transmitir.

Esto que voy a hablar es sobre las ayudas, no sobre otras cosas, religiones, costumbres etc, que ya hemos tratado otras veces.

A ver…

Si tales acusaciones se harían en general, metiendo a gente de toda clase en el saco, todavía sería injusto pero por lo menos no se daría la sensación de que únicamente los extranjeros son los jetas cuando la realidad es que si se producen hechos parecidos, y digo parecidos porque lo del texto es absolutamente exagerado, los beneficiarios de estas ayudas, en números, son muchísimos mayores los españoles. O sea, hay más jetas españoles.

Atajemos la idea de que son los de fuera los unicos que se aprovechan en el caso de que así fuera. Esta es la primera idea totalmente equivocada que promueven.

Y esta es la segunda:

En el caso de que el texto sea verídico, que estoy segurísima de que es falso, nadie, en su sano juicio o sentido común puede creerse que alguien esté recibiendo 4.350, euros mensuales a suma rápida, que es lo que suman todas las ayudas que pone en el texto.

Dejo a vuestro criterio creer las restantes afirmaciones como que la “morita” se negó al trabajo.

¿Sabéis lo que me recuerda siempre cuando leo estos correos?. La persecución que tuvieron los judios. Así empezaron, siendo el “cabeza de turco” de todos los males que aquejaban a Europa.

Así se promovió el odio.

Así derivaron en unos hechos que nadie en el mundo entendía. Y que sucediesen con la pasitud de los alemanes que si bien en su mayoría no sabían lo que realmente sucedía en los campos de concentración, no reaccionaron en la caza de brujas a los judios e incluso estuvieron de acuerdo en apartarlos de la sociedad.

Recelemos de todo. Recabemos información verídica y real. No nos fiemos en lo que nos dicen, puede estar motivado por otros motivos más ocultos y radicales.

Es la hora en que España tiene que encontrar puntos en común con la variopinta selección de culturas que tenemos. Estos puntos en común son que todos somos personas con muy parecidos sentimientos. Lo último que necesitamos es que unos pocos racistas se hagan con internet para propagar una basura xenófaga en donde esparcir sus semillas venenosas.

Sobre todo, objetividad y temple. Y los ojos muy abiertos, no nos dejemos engañar. Injusticias las ha habido siempre y las habrá, no dejemos que éstas se agranden con los prejucios.

Es mi opinión, tenía muchas ganas de decirlo porque me asustan estos mensajes, el sentido común me dice que tienen motivaciones ocultas. Temo que la gente responda a estos estímulos, como decía aquel dicho “el individuo es inteligente pero la masa es estúpida”.

Anuncios

1 comentario

  1. jarri said,

    28 noviembre, 2010 a 11:28

    Ana, totalmente de acuerdo contigo, realmente es lo q pienso y no lo hubiera expresado mejor. Tendemos a echar la culpa de nuestros males a los demás. Si hay aprovechados, son extranjeros, si viven de gorra son extranjeros, si se aprovechan de sanidad, son extranjeros.

    Realmente no nos miramos el ombligo, aquí siempre ha habido, y ahora más, gente q vive por la cara, gente autóctona, del país,. Gente q se ha especializado en vivir de ayudas sociales y lo q es peor, gente q, con su trabajo en negro (no aporta nada a la sociedad), vive de ello y de ayudas y encima tienen la jeta de presumir de ello. Ya he dicho otras veces q este país tiene entre sus defectos alardear de lo q defraudamos. Pero a la hora de quejarnos, de pedir ayudas, y de todo lo demás también somos los primeros.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: