Crucifijos en las aulas

Pues mire usted,  los crucifijos en las iglesias. O en las casas y cuellos de los cristianos.

En este estado aconfesional, que no laico, como me explicó una amiga, es que es de obligación quitar los crucifijos. Aconfesional quiere decir que es un estado que respeta todas las religiones , o sea, que resulta incoherente poner un símbolo religioso en los espacios públicos libres  porque cada cual tendrá la suya. Hombre, si el colegio es cristiano pues es de recibo pero si es estatal, no ha lugar el susodicho símbolo. Decidámonos de una vez.  ¿no será que no estamos preparados para ser libres religiosamente hablando?, yo creo que no, porque si no, esto no nos hubiera escandalizado.

Vamos a ver,¡ que no estamos matando nuevamente a Jesús quitando las cruces!, ¡que a Jesús se le lleva en el corazón si se cree en él!. Ya está bien de nadar entre dos aguas, que no pasa nada si uno no tiene religión, que siempre habrá algo que nos diga que hay algo más y que puede no ser una religión concreta.

No tengo palabras para poder explicaros lo absurdo que me parece que hoy en día todavia existan las religiones, es miedo supongo, puro miedo. Ojo!!! que no soy atea, pero no hay nada de malo en cuestionarse qué es lo que realmente hay. Pero si es que ya nadie se traga todo aquella ciencia ficcion en la que nos han educado y alienado. ¿Como es posible que ahora con toda la informacion que tenemos sigamos creyendo en una sola religion?.  Debe ser la memoria genética porque no me explico como pueden tener tanta fuerza las creencias hoy en dia. Sobre todo en los mundos medianamente civilizados, no me refiero a Africa por ejemplo.

Tenemos tanto miedo a abrir los ojos….No digo que no haya nada, no digo que no sucedan cosas, cosas que te hacen pensar,  pero por favor hagámoslo desde el sentido comun, ese que Dios nos dio, Él nos hizo inteligentes no? asique no se asombrará si no comulgamos con semejantes piedras de molino. No le insultemos.

La única religión que debería existir ya  sería una religion basada en la inteligencia del ser humano, en los conocimientos que tiene, en la ciencia noética o ciencia que está estudiando el poder increible que tiene la mente, capaz de salir del cuerpo incluso, quizá de ser inmortales por ello, quizá es eso lo que llamamos alma y Dios fue el que nos dio esa mente. Por ahí deberían ir los tiros, encauzados a unas creencias basadas en el sentido común y la ciencia. No están tan lejos los milagros de la ciencia, creo que son las dos caras de una misma moneda, casi todo lo que tenemos hoy en día se considerarian milagros hace unos pocos siglos si no años,  al fin y al cabo, como una vez oì a Scully, de Expediente X, “al final todo es ciencia, todo tiene una explicacion científica, todo si se analiza paso a paso se puede explicar de una forma lógica”. TODO es así y TODO tiene el misterio de no saber quién ha iniciado LA LUZ que vemos al nacer y, parece ser, vemos al morir.

Anuncios

Demasiados horrores

Hace tiempo que me vengo preguntando si no estaremos cagándola con la información. Bueno, más bien con el exceso de información.No estar informados puede ser no estar al día, no enterarse de lo que ocurre en el mundo, pasar por inculto, pasota, bicho raro…pero quizá estar excesivamente informado aún sea peor. Desde luego, está claro que a la gente le gusta enterarse de todo, lo bueno, lo regular, y lo malo preferentemente. Masoquistas que somos. O morbosos. El caso es que me pregunto si nos hace algún bien estar a la última en las corrientes delictivas de la sociedad, en el número de asesinatos de género, en el de abusos de pedofilia, secuestros espantosos etc, etc. ¿Es bueno estar bombardeado todo el día por toda clase de sucesos violentos?

Para la masa que lo ve supone un visión del mundo absoluta y falsamente caótica.  Porque se supone que son hechos aislados y minoritarios pero a las mentes, al llegar en tal avalancha y sin noticias buenas que contrarresten los efectos, les tiene que producir desasosiego, desesperanza, pesimismo y depresión. La tan manida depresión. Que dicen que es la enfermedad de este siglo que está en la era de la información. ¿Podemos soportar tanto?, ¿de verdad perdemos la sensibilidad y no nos afecta ya nada de lo que oigamos?, ¿o quizá la mente humana tiene un límite para estar sana y después de traspasarlo,  las más débiles sucumben ante tanto horror?.

Y no es que haya más maldad y más sufrimiento que hace un siglo, al contrario, por mucho que nos de otra sensación, el mundo es mejor ahora que entonces pero ahora nos enteramos de todo, con pelos y señales, incluso con imágenes. Me choca que hace como quien dice, dos telediarios, no se podían emitir imágenes que hirieran la sensibilidad del espectador y ahora ponen lo que sea a la hora que sea. ¡¡PERO ESTO QUÉ ES!!!, y la frase inevitable: ¿HASTA DÓNDE VAMOS A LLEGAR?.

Bueno, esperemos que la salud pública ponga límites a todo esto y presione para que las televisiones no copen sus horarios con magacines y otros programas en los que se martillea una y otra vez con todas y cada una de las barbaridades que ocurren a diario. No necesitamos enterarnos de todo, sobre todo de estos sucesos, sólo los vemos porque es morboso y entretiene pero creo que no nos compensa a la larga.

Y esto en cuanto a la influencia que tiene en las personas inocentes que lo ven, el próximo día os digo mi teoría sobre lo que estos delitos estimulan a las mentes ya de por sí inestables.

Qué importa saber lo que es la línea recta si no se sabe lo que es la rectitud. SÉNECA

Yo es una palabra bien pequeña para contener nuestro egoismo que es muy grande.

La genialidad es un 10% de inspiración y un 90% de transpiración.

El libro que no soporta dos lecturas, no merece ninguna. JOSE LUIS MARTÍN DESCALZO

La felicidad y el arco iris aparecen siempre sobre las casas ajenas.

Si no pudieran contar sus enfermedades hay muchos que no estarían enfermos.  SANTIAGO RUSIÑOL

Uno debería estar siempre enamorado, por eso nunca deberíamos casarnos.  OSCAR WILDE

Nunca he tenido una tristeza que una hora de lectura no consiguiera disipar.  MONTESQUIEU

Uno se casa con una mujer y un buen día se da cuenta de que es el marido de otra.

Educación es lo que sobrevive cuando se olvida lo que se ha aprendido.

Los libros tienen su orgullo, cuando se prestan, no vuelven nunca.

Inventario

Y pensar en el final…

y pensar en la vida propia…

y sentir que hemos vivido

que hemos gozado,

que hemos sido felices

que la vida nos ha amado

no como hubiésemos querido

pero con el respeto debido,

y hemos sido felices…

a saco

a morir

a tutiplen

a ratitos cortos

a grandes períodos

a cien por hora

a raudales

hasta tocar el cielo,

felices con temor

con gratitud

con precaución

con locura

sin medida

sin pensar

sin reservas

Y hemos llorado…

a lágrima viva

a borbotones

a tiempo perdido

a mares

a moco tendido

a sollozos ahogados

a hombros estremecidos

a llantos sofocados

Y hemos conocido a las personas…

las buenas,

las malas,

las grises

las “sin ton y son”

las “ni chicha ni limoná”

las peleonas

las dóciles

las sensatas

las locatis

las tranquilas

las nerviosas

Y hemos aprendido los constrastes

que tambien se pueden dar…

las atractivamente perversas

y las oscuramente atrayentes

las interesantemente aburridas

y las insospechadamente fascinantes

las friamente cariñosas

y las cariñosamente frias

las sinceramente mentirosas

y las engañosamente sinceras

las odiosamente buenas

y las inconscientemente malas

las que barren para casa

y las que esparcen lo que tienen

las que viven a morir

y las que mueren dia a dia

las que aman con temor

y las que odian con rigor.

Y con todo ello aprendido

que no es más feliz el que lo ha sido

sino el que al otro ha servido.

¡Quién fuera de oro puro!, dijo un pimiento maduro, y es que como todo necio, confunde el valor con precio.

Cuando soy buena, soy muy buena, pero cuando soy mala, soy la mejor. MAE WEST

En la hora espacial tardaremos dos horas en dar la vuelta a la Tierra, una de vuelo y otra para llegar al aeropuerto.

Todas las generalizaciones son injustas, inclusa ésta.

Dos cosas me asombran del ser humano: la humanidad de las bestias y la bestialidad de los hombres.

Cuando la necesidad entra en una casa, el amor sale por la ventana.

La única diferencia entre los matrimonios por amor y los de conveniencia es que éstos últimos sí saben que es una farsa.

No le cuentes tus penas a los amigos, ¡que les divierta su padre!. VIZCAÍNO CASAS.


Bookmark and Share