Habilidades sociales

Hoy en día somos mucho más abiertos que nunca. Sabemos expresarnos mucho mejor, tenemos muchos más conocimientos y hacemos más vida social. Todo ello nos ha formado para saber desenvolvernos en sociedad y no digamos ya de puertas adentro. Pero curiosamente  y aunque somos totalmente distintos en nuestra forma de tratarnos a todas las generaciones anteriores, mucha culpa por los medios de comunicacion, seguimos teniendo una manera relativamente  precavida y tímida de relacionarnos. La costumbre de milenios pesa y por mucho que ahora entendamos de habilidades sociales, no nos animamos a ejercerlas.

Por ejemplo, todos sabemos que hay que tratar a los demás como a nosotros nos gustaría que nos tratasen. Pero esto se olvida casi siempre.

Esto que pongo a continuacion es lo que yo he aprendido a lo largo de mi vida sobre  las habilidades sociales, o lo que es lo mismo, las cosas que nos gustan a nosotros y que debemos practicar para gustar que supongo que son las mismas o similares para todos., es curioso que las diga yo que soy una tímida empedernida, pero  precisamente por eso, quizá he estado más atenta a cómo tratarme mejor con los demás.

Bueno, ahí va:

—Escuchar.

Si te mantienes callado sin interrumpir cuando alguien te habla, sentirá que le importas, que sientes empatía por lo que dice, que te interesa lo que está hablando, eso te convertirá en un buen confidente para él.

—Interesarse.

Hay que preguntar y preguntar, sin temor a parecer cotilla: por la salud, por aquello que te dijo, por los hijos, por cosas que sabes que son importantes para esa persona… ¡Cuántas veces nos inhibimos de preguntar por temor a parecer que nos estamos metiendo en terrenos privados, en cosas personales, en temas delicados!. Pero hay un baremon para eso:  siempre hay que preguntar cuando ya nos ha hablado  de ello,  si nos ha hablado es porque quería que estuviésemos al tanto y muy raramente se arrepienten de su confidencia, es más, seguro que lo dijeron para poder desahogarse y comentarlo con nosotros. Es una pena porque si no volvemos a interesarnos, muchas personas lo tomarán como que no nos importa o peor aún, como que no deberían haberlo comentado. Repito, tenemos que tener presente que muy rara vez se arrepienten de esa confianza y si lo hacen, cuando le volvamos a preguntar por ello, sabrán hacerte entender que no quieren volver a hablar del tema.

—Hay que entregarse.

No seamos como aquellas personas que llegan a la vejez secas de todo afecto por no haberse querido mostrar, por no parecer, porque no sepan de ella: POR NO HABERSE ENTREGADO.

Si algo nos enseña la vida es que hay que entregarse si se quiere recibir. Sobre todo afecto. Nos ayudará a ello el pensar que “no hay nada nuevo bajo el sol” y que “nada de lo humano me es ajeno”.

—Llámalo por su nombre.

Es una tontería pero a todo el mundo nos gusta que nos nominen. Es un gesto primario de intimidad,  si no, fijémonos cuando vamos a un sitio en el que no nos conocen o nos conocen poco. Si nos llaman por nuestro nombre, nos sentimos aceptados,  por ejemplo en el médico, en el trabajo, etc.

—Que no nos de corte alabar a los demás.

¡¡Cuánto nos gusta que nos digan algo bonito y qué poco lo hacemos!! La mayoría de nosotros tenemos la autoestima baja y es porque apenas nos han dicho nada bonito. Incluso cuando eramos pequeños y necesitábamos más que nunca nuestra autoestima, los padres han sido siempre mucho más proclives a reprendernos y a afear nuestra conducta que a alabarnos. PUes bien, una vez que somos mayores, que no nos importe decir lo bueno que vemos en el otro, ¡cuesta tan poco y es tan gratificante!, la verdad es que es un delito que no lo hagamos a menudo. Además, si tienes que decir algo incorrecto de la otra persona, alguien de tu confianza eso sí, será más justo si también sabes ensalzarla.

—Sé humilde o modesto.

Digo “o modesto” porque yo tengo la particular idea de que la modestia no existe. Porque la modestia siempre es falsa si no, no sería modestia, sería humildad. Y con ella tienes algo infalible para caer bien. Además practicando la humildad aprenderás a ser humilde. Aunque parezca que te rebaja a los ojos de los demás al no valorar tus propios méritos, en realidad te hace grande, cuestión de prioridades diría yo, ¿qué es más gratificante, que te encuentren bueno en una materia o que piensen como esta cita?:  ” la modestia es la única corona de laurel que se puede añadir a la gloria”. Pues eso, que nadie va a dejar de ver tus cosas buenas y en cambio van a pensar que encima tienes esa virtud.

—El contacto: una guinda en el pastel.

Nosotros, como latinos, somos más tocones que otros paises pero empezamos a acusar la influencia de ellos en esta costumbre. Que si respetar el espacio vital, que si guardar las distancias, que si no me gusta que me toquen sin permiso, etc.., Está muy bien respetar el espacio vital, no nos vamos a poner a hablar nariz con nariz, pero ¡ojo! que no se confunda eso con que empiece a estar mal mirado el tocarse. Porque a mi no me parece en absoluto una falta de respeto. Admito que haya gente a la que incomode, más bien por timidez que por otra cosa, pero no seamos “tiquismiquis”, está bien tocarnos, darnos una palmadita en el brazo,  tocarnos el hombro, etc, nos hace sentirnos más queridos, además es lo natural, nuestra piel requiere mimos desde el mismo comienzo de nuestra vida y luego tambien necesitamos ese contacto que nos calienta el espíritu. Siempre nos gusta esa muestra de confianza.

Bueno, espero que os haya recordado estas cositas que todos sabemos pero que olvidamos practicar. Es importante, asique, ¡ a aplicarse !:} ;)

Anuncios

2 comentarios

  1. kalaminix said,

    14 marzo, 2010 a 12:02

    Tienes mucha razón, a la gente en general le gusta que la llamen por su nombre, que le presten atención..etc, pero creo que no a todo el mundo deberíamos de darle tanto vuelo porque no siempre nos interesa la persona que habla sin cesar de temas que no nos interesan para nada y estamos deseando que acabe para largarnos corriendo.

  2. tanitt said,

    15 marzo, 2010 a 12:14

    ¡Ya te digo!, jajajajaa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: