SOBRE LA FELICIDAD

Pensé que la felicidad vendría cuando cumpliera 18 años y entonces podría hacer lo que quisiera. Trabajaría o estudiaría y ya no me sentiría inferior. Pero llegó ese día y con él, mayores responsabilidades y problemas.

Pensé que sería feliz si encontraba un buen trabajo que aportaría a mi vida bienestar y libertad económica para comprarme caprichos y una casa para vivir. Lo tuve,me acostumbré y me aburrí.
Pensé que el amor y luego los hijos me la darían. Me case con quien yo quise, tuve hijos que me la dieron a cambio de mi libertad. Pero los hijos crecieron, me devolvieron la libertad a cambio de mi paz, me divorcie y seguí buscando la felicidad.
Entonces busque nuevas amistades que llenarían mi ocio. Las encontré, reñimos y comprobé que los amigos casi nunca son para siempre.
Pasaron muchos años en los que enfermé de depresión y otros males.Conocí la soledad de los ancianos y al final me di cuenta de que la felicidad si existe, no se nota. Que si está, no la ves hasta que la pierdes. Que la vida es absurda y que muchas veces cuando entiendes su sentido ya es muy tarde. Que hay que valorar lo que se tiene en cada momento y que la alegría de vivir, si se tiene, trae consigo la felicidad, ya sea en una calle pidiendo limosna o en un palacio rodeado de riquezas. Y comprendí que yo había sido feliz casi todo ese tiempo, por tener esa alegría y que tenía que dar gracias a Dios por ese don.

MIEDOS

Bien sabido es que el ser humano nace con miedo, crece con miedo y vive con idem. Esto es así y por mucho que nos digan los libros de auto-ayuda que nos tenemos que liberar, lo cierto es que como muchas otras cosas, esto es inherente a la persona. Bien es verdad que miedo da pensar en el miedo y por eso cuando nos llega el yuyu pasamos deprisa a otra cosa mariposa, costumbre saludable por otro lado.

Una cosa está clara: los miedos crecen con la edad, como los problemas. DE pequeños son temores que nos parecen enormes, pero los verdaderos monstruos al hacecho son los que nos asaltan a partir de los 40, y no digamos a los 50… Y creo que es porque nos tocan donde más nos duelen. Tememos por los hijos que están en edades peligrosas, por si falta el trabajo tuyo o de los tuyos y también por la salud porque es la hora en que el trío de monstruos hace su aparición: Alzheimer, infarto y cáncer.

Vivimos con miedos, con grandes miedos y aprendemos a vivir con ellos, a soslayarlos, no queda otra. La parte buena es que a medida que cumples años te vas sintiendo como una superviviente.

Antes,  cuando oía a los ancianos que a nada que empezaban a hablar ya soltaban la edad que tenían, pensaba que era extraño porque yo no querría pensar en ello, pero ahora les comprendo perfectamente, es un gustazo decirle a la vida (o a la muerte) “mira tú, he superado muchos de tus males, otros los he sabido torear sin que me rozasen siquiera y también he tenido suerte en no estar próxima cuando andabas buscando una víctima para inmolar, ¡ jódete y que me quiten lo bailao!”.

ESTO ES UN INFIERNO!

El infierno en la Tierra está en menos sitios de los que creemos. No se encuentra en un trabajo odioso, ni en una familia desestructurada, ni siquiera en una enfermedad física grave. Está en algunos lugares de Africa, está en las guerras, está en la enfermedad de los que saben que van a morir pronto, también está en la locura mala, esa que en vez de hacerte más tontamente feliz, te desquicia. Otro tipo de tortura es el aburrimiento extremo o una soledad impuesta acompañada de muchos kilos de decepciòn maternal o paternal, por eso el infierno está, casi siempre, en las residencias de ancianos.
Y digo casi siempre porque hay algunos ancianos que son felices allí. O al menos están conformes y resignados con ese tipo de vida. Suelen ser los que han ido por propia voluntad. En mi opinión, salvo excepciones, la única manera en la que se tendria que ir allí. Una de esas excepciones son los que viven una bendita e inconsciente vida vegetativa causada por el Alzeimer de último grado o algún tipo de demencia senil pacífica y silenciosa, o bien los que necesitan contínuos controles médicos. En estos casos sí soy partidaria de que haya lugares donde se les cuide como deben puesto que las personas tan dependientes causan graves problemas familiares y ellos van a notar poco la diferencia.
Creedme, sé de lo que hablo. He tenido que vivir estas experiencias. Primero he cuidado a un familiar, luego le he visitado y actualmente trabajo ayudando a cuidar a una señora con Alzeimer.
Pero en lo que me quiero centrar es en las residencias. Quiero que reflexionemos y que nos pongamos en el lugar del anciano. Realmente merece una persona los últimos años de su vida estar en la cárcel?. Pues eso es la residencia para muchos de ellos. Un lugar de soledad, de sacarte poco a que te de el aire. Un sitio donde estás bien seguro que vas a cumplir cadena perpetua. Y luego está el ambiente….
El ambiente de una residencia es para morirse. Pero para morirse de asco. Y nadie que visite un centro de estos puede decir lo contrario. Yo antes pensaba que estarían bien, que eran un mal necesario y todo eso. Entonces me tocó visitar a familiares allí. SE puede decir de todo, hasta que algunas son buenas, pero muy, muy pocos, dirán que es un sitio tranquilo y alegre. Dios mio, la mayoría son el infierno. Y ya no por el personal, la organización o los edificios. Sobre todo por la tristeza. Si la vejez es triste por la enfermedad, por la soledad, imaginaros docenas de personas que vivan en comunidad en estas condiciones. El ambiente es deprimente y cuanto más lo respiran más deprimidos se ponen. Lo que ya es para salir de allí huyendo es cuando ves a los que les falla la cabeza. Ahí hay una música de fondo dantesca. La de los locos, la de las locas. Gente que se pasa el día llamando a gritos, pidiendo a gritos, llorando a gritos. Y luego esas almas que vagan por los pasillos reclamando tu atención, ancianos y no ancianos retrasados cuyos padres ya han muerto y no tenían otro sitio donde ir porque la sociedad no ha pensado en ellos.
Bueno, pues si a esto añadimos una serie de jodiendas como que por lo menos la mitad no tiene las visitas que deberían tener, que muchos no oyen bien,otros no andan, otros tienen dolores, que no tienen facultades para hacer cosas con lo cual el aburrimiento campa a sus anchas con su inseparable dosis de desesperación, que el amante que nunca nos falla cuando somos más jóvenes que es la comida, nos abandona transformando el placer de comer en un “quiero y no puedo”, y que tienes que convivir con gente a la que no gustas ni ellos te gustan a ti, pues se comprenderá por qué pido que pensemos bien a quien le estamos haciendo esto. ES tu madre. Es tu padre. Casi siempre hay otras soluciones si queremos de verdad su bien. Elllos no te mandaron a vivir a una guardería cuando eras un niño, si viniste por sorpresa en seguida tuvieron sitio para ti, ¿ por qué ahora les desterramos al peor de los destinos?
Sólo pido que antes de hacerlo veáis ese ambiente, visitéis ese lugar hasta conocerlo. Luego ya depende de lo que la persona esté hecha.De acuerdo, sé que algunos padres no han sido buenos, han sido muy egoistas y se merecen acabar en un sitio así, pero creedme, creo que serán muy pocos, en todo caso yo les pondría unos cuantos meses de condena, pero aqui se trata del resto de tu vida, son en la mayoria de los casos unos buenos padres, unas buenas personas, no son desechos humanos, son los seres que más te han querido y te querrán en la vida, no les pagues así.

Y si…..?

Hoy me he preguntado….¿y si todos tubiéramos dinero suficiente?.

Qué hay de malo?, Total…Si es por los billetes ahora se saca papel hasta sin tener que talar árboles.” Ah, claro”, me digo, “con la economía saneada no habría suficientes alimentos y demás para surtir a un mundo entero”. Asi que algunos tienen que aguantarse y consumir poco. Ya se sabe, los recursos son limitados. A nivel del planeta no sería un mundo sostenible, si ahora ya no lo es….Y además, si todos tubiéramos poder adquisitivo en el mundo moderno, ¿qué iba a ser de los ricos?. Tiene que haber pobres para que haya ricos. Ahhhh, claro, claro….comprendo.

Por otra parte…..hay otra solución. Que seamos menos.

Menos pero todos iguales. Todos con pasta suficiente para aprovechar dignamente la vida y todo de lo que gozamos los paises “ricos”. No agotaríamos las provisiones del planeta y viviríamos todos más o menos igual de bien. Ahora que para esto habría que empezar por bajar unos dos mil millones de personas. Fácil. Se acuerda mundialmente no tener más de uno o quizá dos hijos en casos particulares y en una generación ya estamos el aforo apropiado. Porque ahora somos el “Madrid Arenas” eh. Luego máximo 3 hijos y ya no se deja que crezca el numero de almas alrededor del sol.

Los ricos siempre encontrarán la manera de tener más pero me temo que eso es irremediable, el egoismo humano y todo eso.

Y qué?, nos ponemos manos a la obra?.

 
 

Curiosas censuras

El otro día zapeando me quedé viendo un rato un reality extranjero “Aventura en pelotas”, en la cadena Discovery. Me chocó aunque ya sabía que aquí han hecho “Adan y Eva” que debe ser parecido. Pero lo que realmente me hizo gracia es que difuminaran las zonas pudendas de la parte delantera de la pareja nudista. Culos sí. Pechos y sexos no. Pixelado al canto. Me dije: “¿qué sentido tiene censurar estas partes cuando la particularidad del reality es precisamente ésta?”

Bueno pues a mediodía estoy viendo “Espejo público” y retransmiten unas instantáneas de los terroristas del atentado de Túnez en la que se ven a dos de ellos en el suelo abatidos a tiros. Nítidamente. Con sangre incluída. Esto no lo deben ver digno de pixelar.

Lo del concurso supongo que se trata de censurar imágenes que pueden herir la sensibilidad del público. Lo otro no. Lo otro no hiere ni causa ningún tipo de, llamémosle, herida, desagrado, dolor o simplente incomodidad, escoja el lector lo que prefiera. ¡¡CÁGATE LORITO!!

Reflexionando sobre tan curiosa paradoja y al cabo de estar un tiempo profundizando en ella, convení que parte de la culpa seguramente la tiene la religion, sobre todo la católica que tan buen legado moral nos dejó. Lo hizo hasta el punto de considerar más pecado el sexo que el asesinato. Y si no, ¿por qué no condenan las guerras y sí la jodienda?. Siempre la jodienda….

Bueno, ya he dicho que “en parte”. La otra parte puede ser la pudorosa. La del buen gusto. Pero ahí la cosa chirría todavía más porque a ver qué tiene peor gusto. Para mí claramente las imágenes de los terroristas. Lo otro no es más que piel humana y no hecha picadillo como en este caso.

16 LEYES PARA CAMBIAR EL MUNDO Y ME SOBRA 1.

Este mundo está bastante mal hecho actualmente y así a vista de pájaro no parece tan difícil hacer que pueda funcionar mucho mejor. Lo único que lo impide es la tan desprestigiada naturaleza humana. Parece poco pero es un gran obstáculo. Es como cuando nos dicen: “Adelgazar es fácil, sólo hay que cambiar tus hábitos de alimentación”, ¡Ay carallo,! como si fuera pan comido nunca mejor dicho jajaja.

  Bueno, de todos modos ahí van mis cavilaciones sobre el temita:

  Imaginarse que uno es Dios, que uno es poderoso y mirar nuestro mundo tal y como está:

  Medio planeta con más de lo que necesita y el otro medio sin lo necesario.  

Un continente en el que es casi imposible vivir: Africa.

  Superpoblación mundial.  

Falta de trabajo para ganarse el pan.

  Fanatismo religioso.

  Corrupción en la política.   Y un largo etc…..

  Ahora vamos a “rehacer el mundo” para que éste sea un lugar mucho más justo de lo que es. Así, sin más.” Con un par ….”.Ahí van mis ideas:

  1—Hacer cumplir las leyes que se promulguen.

  2—Vigilancia y supervisión en todos los ámbitos y en los casos difíciles estudiarlos caso por caso.  

3— Este mundo está superpoblado y al ritmo que va creciendo se acabarán los recursos naturales en un pis pas. Hay que poner una ley que impida tener más de un hijo en los países superpoblados del mundo.Seguramente hay que mantener esta ley por lo menos durante una generación.

  4–Todos Los medicamentos serán accesibles a todo el planeta.

  5—Educación para ser buenos padres.

  6—.No religiones sino ética y moral.

  7—Educaciòn en la ciencia.  

8—Educación en la ecología.

  9—Organización internacional anticorrupción que pueda sustituir a los mandatarios de todo el mundo en cuanto sean corruptos o lo hagan mal y no quieran dimitir. Los miembros de esta organización también serán relevados cada 5 años.

  10—Menos horas de trabajo. Seremos menos en el mundo y además la mitad de los trabajos lo hacen las máquinas.

  11—Habrá menos diferencia en las clases sociales y en los sueldos que no deben diferenciarse en más del 50% sea el trabajo que sea excepto si son mandatarios de países en cuyo caso se puede hacer una excepción pero supervisando abusos y corrupción.

  12—Invertir en los países cuyo clima y situación no permite salir de la pobreza para que puedan ser autosuficientes.  

13—Educación en ser ciudadanos del mundo.  

14—Educación en la inteligencia emocional.

  15—Educación contra el maltrato animal.  

Y eso es todo. Veis qué fácil?

Pobreza y comprensión

Hoy me ha dado por pensar en los desfavorecidos, en la pobreza, no la de Africa, no la más cruda, sino la urbana, la del eterno parado o el que vive de la caridad o las ayudas sociales. Y he llegado a una conclusión: La pobreza sólo se comprende de lejos.
Que por qué lo digo?. Porque está claro que en cuanto nos acercamos a sus circunstancias, cuando acercamos la lupa empezamos a juzgar y casi siempre llegamos a la conclusión de que el pobre se lo ha buscado y de que nosotros no hubiéramos actuado así y asao….Es matemático. Probadlo sino. Esa persona desgraciada de nuestro entorno que compadecemos nos irá decepcionando a medida que la vayamos conociendo hasta que quede muy poco de nuestra piedad y empatía. Esto es así. Pero lo cierto es que hay gente, generalmente pobre, que sufre, haga o no haga cosas raras. Haga o no haga cosas que nosotros no haríamos.
El pobre sin mácula no existe, sería un santo, un hombre que ha hecho voto de pobreza o algo así. Los demás son humanos, o sea, no van a cumplir nuestros estereotipos de lo que nosotros pensamos que debería ser un pobre.
El hecho verdadero es que sufre. Que no está así porque quiera sino porque por desgracia no tiene recursos, ya sea por una forma de ser,  por la falta de ayuda o incluso por la mala suerte.
En realidad sólo hay que preguntarse…..”¿me cambiaría por él?”. Seguro que no porque sabemos que está mucho peor. Que está sufriendo.

pobre

Regreso al pasado

Hay veces que me encuentro soñando despierta lo que sería volver al pasado.

Volver pero con mis años de experiencia, o como se suele decir, “con lo que sé ahora”. Porque todos lo hemos pensado alguna vez, claro.

Desde luego lo que tengo claro es que, en muchas cosas, obraría diferente, que el que diga que la persona no cambia miente, vaya si cambiamos, porque afortunadamente aprendemos.

De eso hablaré en otra ocasión. Hoy voy a hablar de lo que sentiríamos físicamente en ese cuerpo de antaño.

Pienso que un día me despierto y me encuentro en mi viejo dormitorio de jóven. Asombrada miro a mi alrededor y reconozco lo que nunca se olvida, ese cuarto en el que parece que estuve siglos y sólo fue media docena de años.

Por supuesto pienso que estoy soñando pero eso no me va a quitar de disfrutar del subidón del momento.

Me incorporo y por poco  me doy con la cabeza en el techo del salto que pego– ¿Qué ha pasado?, no encuentro explicación a la velocidad que he cogido al mover mi cuerpo. Salgo de la cama sintiéndome liviana y como flotando y me miro en el espejo de la comodín. ¡Ay madre que estoy igualita a cuando tenía 18 años!. “Da guten, este sueño es una pasada” pienso. Y claro, me doy cuenta de por qué me siento tan etérea, ¡tengo 20 kilos menos!. DE ahí que me levantara con ese salto de la cama, porque hice fuerza para mover un cuerpo de 20 kilos más y me sobraba impulso claro. Dios mio, alguna vez he sido tan delgada? me digo mientras contemplo el reflejo en el espejo. Mis brazos y piernas parecen más largos, hasta mi cuello parece más largo al estar libre de la grasilla de los hombros y cara.¡¡Joder como se estropean los cuerpos!!. Me miro del derecho y del revés y me voy tan campante a la cocina. Ahí está toda mi familia, tal y como era en los setenta. Me aguanto la risa al ver a mi hermana con esos pantalones de campana, me emociono con todos, y como para mi es un sueño, sigo con mi aventura sin decir ni mu a nadie.

Me resulta curioso verme un moretón en la cadera. “Ah, ahora me acuerdo, es que tenia ese problema porque era tan delgadita que los huesos de la cadera me sobresalían y algunas veces me daba algún que otro golpe ahí.

Me pongo una de esas cosas tan horteras para no desentonar y noto mis domingas diminutas. Bueno, no son diminutas. Lo son si las comparo con las ubres de ahora.

Salgo de casa y me agarro a la barandilla para bajar las escaleras con cuidado. Innecesario. Mis rodillas están perfectas. No siento las piernas, como decía aquel, de tan engrasadas que las tengo con el bendito cartílago protector de articulaciones. De hecho estoy segura de que subiría hasta el quinto de una sentada y sin despeinarme.

Camino a lo largo de mi barrio y no me canso, ya digo que estoy como flotando, cada paso que doy me elevo pues me impulso más de lo necesario en mi nuevo cuerpo. Incluso la cuesta de la calle Universidad de Oñate la hago sin un mínimo jadeo y de una tirada, sin pararme, como acostumbro a hacer en el futuro y eso que hace un sol de justicia, por cierto, no siento mucho calor a pesar de estar a 33º, jolín, si en el futuro estoy sin resuello con 25º ya. Sigo encantada de la vida y de repente oigo una ambulancia….¿una ambulancia?, no, una sirena de trabajo…..ehhh….no, ¡ay carajo! a que va a ser lo que me temo?. Efectivamente es el despertador. Qué poco duran loso buenos tiemposs.

 

 

El marido mascota

Después de “el marido calzonazos” y el “marido mueble” llega…¡EL MARIDO MASCOTA!.

El marido mascota es una variación del “marido calzonazos” pero más pegajosillo.

Al marido mascota le basta con su comida y agua, con salir todos los dias  y con dormir en tu cama. Por supuesto hay que hacerle todas sus revisiones, estar al tanto de su cartilla, etc, porque ellos son muy dejados. Le gusta hacerte compañía y muchos mimos pero no le pidas mucho más.

Una buena dueña de un “marido mascota” tiene que tener en cuenta que es una responsabilidad para toda la vida y que si bien no te entiende y algunas veces parece que no te quiera entender, es un amigo muy fiel. Por supuesto se pone un poco pesado con sus lametones o sus ronroneos pero hay que dejarle expresarse libremente porque si no se sentirá desgraciado.

Como padre es cariñoso pero un tanto despegado. Es de un sólo dueño , por lo general, de quien le alimenta y le saca.

Eso sí, no le abandones, él nunca lo haría.mascota

La infanta pasmada

Por fin la infanta de España
se decidió a declarar
y en vez de contar patrañas
sus faltas dijo ignorar.

Del coche bajó sonriente
y semblante relajado,
“por la rampa no he bajado
y que se joda la gente”.

–Que si soy una granuja?
— sólo soy una maruja.
–Que si era mucho el dinero?
–yo le creía sincero
–Y no vió lo que firmaba?
–sólo estaba enamorada.

–Perdone infanta el mosqueo
pero yo no me lo creo.
–Ay qué miedo me está entrando
sepa Vd. que estoy temblando,
basta ya de pantomimas!!
que aunque Vd. mucho se esfuerce
los dos sabemos qué opina
el que de todos es jefe.

« Older entries